Swing that thing! Desde New Orleans, Luke Winslow-King, un diamante en bruto de entre los nuevos tradicionalistas, estará por primera vez con su banda en España en Enero. Puro encanto sureño con el mejor swing de Luisiana y ritmos prestados de cualquier Mardi Gras.

Everlasting Arms es como una biografía musicada que relata las andanzas y vivencias de un nuevo astro (o un vagabundo) llamado Luke Winslow-King. En él hay instantáneas, escenas pintorescas que hablan de lucha, la incomprensión, y la celebración, todas ellas dando forma y haciendo crecer al protagonista. Everlasting Arms es el cuarto álbum de Luke Winslow-King, el segundo para la escudería de Chicago Bloodshot Records.Desde su aclamado The Coming Tide(Bloodshot, 2013), Luke Winslow-King ha trabajado tan duro como puede hacerse. Varias giras por Estados Unidos y otros países con su pareja artística Esther Rose (ahora su esposa) y una banda variable que les reunieron en los escenarios con músicos comoPokey Lafarge, Taj Mahal, Chris Thile o Jack White.En Everlasting Arms puedes encontrar el mejor swing de la Luisiana, piezas con puro encanto sureño resonando desde el porche o el patio trasero, armonías vocales de las que se podrían oír en el sermón del domingo, violines como los de la banda local debluegrass, así como la prodigiosa guitarraslide de Winslow-King y el acompañamiento de Esther Rose y su tabla de lavar. Y aún hay más, clarinetes perezosos, trombones de entierro, trompetas de carnaval, pianos de madera mohosa y ahumada por años de noches sin fin, ritmos prestados de islas vecinas (Cuba, Trinidad “La Bega’s Carousel”) que podrían sonar en cualquier Mardi Gras, y hasta ecos a los Rolling Stones (“Domino Sugar”)! Nacido en Cadillac (Michigan) pero residente en New Orleans, Luke Winslow-King es un guitarrista, cantante, compositor, y letrista conocido por su espectacular maestría con la guitarra y su interés en el blues de antes de la Segunda Guerra Mundial y por el jazz tradicional. Su estilo consiste en una exquisita y ecléctica mezcla de blues, jazz, folk, clásica, ragtime, soul y R&B añejo, pop y rock. Años de conciertos en los clubes del barrio francés de New Orleans han dado forma a su sonido y le han ganado respeto como líder de los nuevos tradicionalistas.

Comments: